Cómo ya todo Mundo me conocera, mí nombre completo es Miguel Ángel González alias "El Mike" bienvenidos sean todos ustedes a mí página de artículos #4, espero sea de su agrado, gracias por visitarnos.
yo de negro.jpg
Aquí les estare poniendo artículos sobre colombófilia.

Capilla de Guadalupe tierra de palomas de fondo.

HomingPigeonFlight.jpg
templo1.jpg
Subscribe and receive latest news
Por favor, confirme el código de control "4510"
Or use this RSS feed

La crianza.

Este artículo lo hice con el fin de ayudar y orientar a los colombófilos principiantes que no están bien relacionados con las palomas mensajeras y sus funciones, pero igual puede ser de interés para cualquiera.

 

La mayoría de colombófilos apareamos a nuestras palomas reproductoras entre finales de enero y mediados de febrero. El problema empieza cuando hay que decidir cual paloma aparear con cuál, con la expectativa de criar alguna paloma campeona, esto es algo que merece mucha reflexión. Los buenos colombófilos pasan muchas horas repasando en este punto, y ciertamente es verdad el decir que los colombófilos que compiten con éxito año tras año son los que tienen la destreza de aparear al macho correcto con la hembra correcta.

Este sistema de abajo es para los que todavía tenemos palomares con todas las reproductoras revueltas en un solo o varios palomares, esto no es para los que tienen palomares de cría individuales, o sea un compartimento para cada pareja reproductora.

Una vez que ya nos decidimos a aparear, pondremos a las palomas en sus respectivos nidales, y  entonces ya es tiempo de ponerle un poco de arena a las cazuelas. Hay que tomarnos el tiempo suficiente al aparear, y prepararnos para proceder lentamente. De ser posible hay que elegir un día soleado, porque las palomas se aparearán más fácilmente en un día soleado. Comience poniendo todos los machos en sus nidales elegidos previamente, y enciérrelos dentro de estos. Es mejor darle a cada macho el mismo nidal todo el tiempo durante toda su vida. Porque él intentará adueñarse siempre  del nidal que tenía el año anterior, así que si le permitimos conservar su mismo nido, no habrá peleas sangrientas. Si queremos aparearlo con una diferente hembra de la que él tenía antes, es a la hembra a la que debemos mover a un nuevo nidal. Las hembras son mucho más fáciles de adaptarse a un nuevo nidal.

Cuando todos los machos estén en los nidales, meteremos a las hembras en los nidales con su respectivo macho una por una. Esperamos  algunos minutos para cerciorarnos de que se cae bien el uno al otro. Algunos machos son extremadamente peleoneros, y hay que tener cuidado de que tal macho no pelee mucho a la hembra, especialmente cuando esta es una hembra pichona que está un poco indispuesta a aparearse, probablemente porque no sabe lo que es un nidal. Las palomas adultas se aparean más rápidamente y más fácilmente que las añales.

Si después de cinco minutos se evidencia que el macho y la hembra que usted ha juntado no se quieren aparear, los ponemos por una hora solos en el palomar de vuelo de pichones o en cualquier otro palomar donde no sean molestados por las otras palomas. Si esto funciona los volveremos a su nidal; si no, los dejaremos salir a que vuelen un rato si es que estos están aclimatados y generalmente estos se aparearan al parar. No hay duda de que el hecho de sentirse libres se aparean más fácil que en un nidal extraño. Cuando las parejas se hayan apareado (después de un rato), les ponemos su cazuela adentro del nidal. Ponemos una pequeña cantidad de arena en cada cazuela y trataremos de colocar las cazuelas en los extremos contrarios de los nidales adyacentes de modo que después, si una paloma entra al nidal de al lado del de ella  por error pueda notar la diferencia.

Deberemos enseñar a las palomas a reconocer sus propios nidales. Hay que dejar salir una pareja a la vez, por alrededor de media hora. Si es posible dejarlos que ellos solos encuentren la forma de subirse a  su nido antes de encerrarlos, y deje salir otra pareja. Para esto se requiere mucha paciencia, especialmente con los añales, y si no vuelven al nidal ellos solos, debemos agarrarlos y meterlos. Después de un día, posiblemente podamos dejar salir dos parejas al mismo tiempo, digamos la pareja del nidal izquierdo de arriba, y la pareja del nidal izquierdo de abajo etc…. Gradualmente sacaremos mas parejas  a la vez, todas las palomas deben ser entrenadas a ir a sus nidales en un lapso de cinco o seis días.

Tan pronto como se alcance esta meta, dejaremos a las palomas salir. Permita que las palomas vengan y vayan como ellas quieran por una hora o dos, pero debemos mirarlas para cerciorarnos de que no hay peleas causadas por las palomas que se metan en los nidales incorrectos. Tenga cuidado de no dejar demasiadas parejas libres en el palomar en la noche hasta que se instalen totalmente en sus nidales. Es importante alcanzar esto antes de que las hembras pongan su primer huevo, para evitar que quiebren los huevos con las peleas.

Después de más o menos un día que se hayan apareado, los machos comenzarán "a conducir" a sus hembras al nido. Esto significa que el macho sigue a su compañera por todas partes, y solamente es feliz cuando ella está en el nidal. La conducción continúa hasta que ella ponga su primer huevo, ocho, nueve o diez días después del apareamiento. Además el macho se cerciora de que la hembra no llame la atención de los otros machos, también, debido al ejercicio implicado, está el efecto de eliminar cualquier exceso de grasa que pudiera interferir de otra manera en que la hembra ponga fácilmente. Durante este tiempo el macho incluso intenta evitar que su compañera coma, pero de hecho, ella recibe absolutamente lo suficiente para sus necesidades de él, por medio de la regurgitación. Así que no hay razón para que el colombófilo principiante se preocupe.

Las palomas ponen dos huevos blancos, al igual que todos los miembros de la familia de las palomas, el primero cercas de las seis de la tarde, y el segundo 46 horas más tarde. Una gran ventaja de permitir que las palomas salgan por algunos días antes de que pongan es que da a los machos la oportunidad de pisar a sus hembras sin la interrupción de otros machos, porque a menudo están en el espacio equivocado del palomar. También algunos machos pasan muchas horas recogiendo popotes o plumas para hacer su nido, y las hembras colocando éstos en posición, y esto les ayuda a reconocer bien cuál es su nidal.

Las palomas comienzan a echarse en serio tan pronto como hayan puesto sus dos huevos. La hembra se echa cercas de las cinco o seis de la tarde hasta las diez de la mañana siguiente. Los machos se echan el resto del tiempo, es decir, a partir de las diez de la mañana hasta las cinco o seis de la tarde. La paloma que está echada no saldrá de los huevos hasta que sea relevada por su compañero, excepto algunas veces para comerse algunos granos, pero pronto regresan a echarse.

El período de incubación es de diecisiete o dieciocho días, que son diecinueve o veinte días después de la fecha del primer huevo. Durante este período en que están echadas es importante no perturbarlas, especialmente si el tiempo es frío. Su meta debe ser "criar a un campeón", y si usted quiere lograr esto, todo debe ser lo más favorable posible. Obviamente, si permitimos que los huevos se enfríen  por un rato, los pichones que produzcan no podrán ser tan buenos como pudieran haber sido si esto no hubiera ocurrido. Cuando los huevos tienen cercas de nueve días de puestos, los que están fértiles pueden fácilmente ser distinguidos de los que no lo están; los que están fecundados se ponen opacos, mientras que los huevos estériles siguen siendo claros.

Ambos pichones nacen generalmente dentro de una hora o dos de diferencia uno del otro. La primera muestra de que los pichones han nacido es la presencia en el piso de los cascarones vacíos que la madre ha sacado del nido. Los pichones están totalmente desamparados en esta edad. Sus ojos no están todavía abiertos y, si son abandonados  por algunos minutos mientras que el padre se alimenta, no se morirían de frío. Ambos padres alimentan los polluelos durante sus deberes respectivos en el nido, los alimentan con lo que llamamos "leche de la paloma". Esto es una sustancia amarilla cremosa formada en el buche de la paloma. Se regurgita y se alimenta al pichón, que pone su pico en el de su padre, para transferir el alimento directamente a partir de una paloma a otra. Este "alimento suave" dura cerca de cuatro o cinco días, y es extremadamente nutritivo. Tanto así, que de hecho, los pichones crecen rápidamente. En los primeros seis días de su vida el peso de un pichón aumenta a partir de tres cuartos de una onza a seis onzas. Los padres solamente forman este alimento suave cuando los huevos van a nacer. Mientras que la leche es alimentada a los pichones, la fuente aumenta. Si los huevos no nacen, por supuesto no se utiliza nada, y la pequeña fuente inicial es absorbida por la paloma adulta, y no se forma más.

Cuando el pichón tiene 7 días de nacido, debe ser "anillado". El colombófilo debe obtener sus anillos oficiales de su club, y cada uno debe ser puesto en cada pichón. (Los chips para la competencia son adicionales y son los que cargara cada paloma al competir. En el caso del anillo, si se pone cuando el pichón es demasiado chico, hay siempre el peligro de que se salga, y para el momento en que el colombófilo descubra esto, el pichón muchas de las veces ya será demasiado grande para ser re-anillado. El anillo se debe poner en la pata correcta, y con los números boca abajo. ¡Esto de de modo que el dueño pueda leerlo convenientemente al agarrar la paloma! Los tres dedos de la pata que apuntan en dirección al frente y se deben pasar primero a través del anillo. Y entonces se estira el dedo gordo de la pata, hasta que podamos tirar del dedo a través del anillo y meterlo completamente en la pata.

He encontrado que es muy fácil determinar el sexo de los pichones al anillarlos, ya que a esta edad y hasta que lleguen a ser adultos, es casi imposible decir con certeza de cual sexo son. No puedo garantizar este método al 100%, pero puedo decir que nunca he encontrado que sea incorrecto. Mirando la superficie inferior de la pata, ponga los tres dedos de la pata derechos juntos. Si el dedo de la parte de afuera es más largo que el de adentro, el pichón es macho. Si los dedos de adentro y de afuera  son del mismo largor, el pichón es hembra. La diferencia en longitud en los machos es cerca de un dieciseisavo de pulgada. Este método se puede también utilizar con las palomas de hasta un mes de edad, pero después de esta edad ya no es de confianza, ya que las patas se alteran en su forma cuando la paloma ha estado usándolas para caminar por algún tiempo.

Cuando los pichones tienen cercas de 10 días de edad, las plumas comienzan a aparecer, y los padres se preparan para ir a anidarse otra vez. El macho comienza a llevar al nido a la hembra, y dejan a los pichones solos parte del día. En esta etapa, el colombófilo debe poner una segunda cazuela en el nidal, en el extremo contrario en el cual están los pichones.

La hembra pone generalmente otra vez cuando los pichones tienen cercas de 16 o 17 días de edad y de ahora en adelante prácticamente toda la alimentación es hecha por el macho. Cuando tienen 24 días de edad y ya emplumados bien debajo de las alas, los pichones deben "ser destetados", es decir, quitados de con sus padres y colocados en el palomar de vuelo. Cualquier pichón que no esté sano debe ser eliminado.

Por dos o tres semanas después del destete, ellos deben siempre tener de comer una fuente de maíz. No se preocupe si no comen por un día o algo así, pero cerciórese de que beban agua y si usted ve un pichón con sed en una esquina, sumerja su pico en el agua y pronto se recuperará. Si es posible, ponga agua para baño en el palomar. Los pichones pronto llegan a ser inquisitivos y aprenderán rápidamente a beber, y el agua para el baño, les ayuda al crecimiento de las plumas del ala y de la cola.

El palomar se abre al mismo tiempo que el palomar de las palomas adultas a partir del día que los pichones sean destetados. Los pichones entonces ven a las palomas adultas  salir y meterse a través de la trampa antes de que ellos mismos puedan volar de modo que, cuando tengan algunos días más de edad y comiencen a volar hasta las paraderas, aprendan rápidamente como salirse y meterse al palomar.
 

Por dos o tres días después de destetar, los pichones se amontonan juntos en una esquina del palomar. Pronto comienzan a volar a las paraderas, sin embargo, al sus plumas del ala y de la cola estar creciendo, llegan a ser más fuertes y más aventureros. Después de una semana, su nariz se vuelve blanca y su plumaje mas reforzado. En fin, están comenzando a verse como verdaderos "voladores".

Las palomas son criaturas investigadoras, y una vez que los pichones encuentran la forma de salirse a la rampa o al tejado del palomar, examinarán cada parte. Por algunos días se quedan en la rampa, y cada vez que las palomas adultas vuelan, se meten. Aproximadamente a las 6 semanas, no obstante que generalmente están comenzando a volar alrededor una o dos veces, y para el momento en que tienen 7 semanas de edad, ya están bien de sus alas.

Cada año, muchos colombófilos perdemos muchos pichones, esto se conoce como "vólido repentino". Cuando los pichones están de 8 a 10 semanas de edad y vuelan bien alrededor del palomar, repentinamente, sin advertencia, vuelan y no regresan más. Esto es extremadamente estresante para el dueño, no sólo significa que él no tendrá los suficientes pichones para competir en la ruta de pichones, sino que también significa que él no tendrá suficientes añales para la ruta de adultas del año siguiente, y pocos de dos años de edad el año después. Esto de que se pierden generalmente, es creo yo, a que los pichones ya están más fuertes y vuelan lejos antes de darse cuenta que ya están perdidos.

La paloma mensajera desciende de la paloma de las rocas, la cual vive en colonias. Al  sobre poblarse los lugares donde crían, de vez en cuando, parvadas de pichones salen del sitio para comenzar otra "familia" en otra parte. Y estos pichones nuestros extraviados, por lo tanto probablemente pueden ser los causantes de una cierta característica heredada impuesta a través de las generaciones. El extravió de nuestros pichones debe ser evitado, y la mejor manera de hacer esto es nunca dejando salir a sus pichones a menos que sus palomas adultas estén afuera también. Esto tiene dos ventajas distintas. Las palomas adultas que salen junto con los pichones no permiten que los pichones vuelen lejos del palomar y se pierdan, y estos pichones a la vez, hacen que las palomas adultas vuelen, y así los hacen tener mucho más ejercicio que el que tendrían sino se sacan los pichones al mismo tiempo. Evite sacar a los pichones cuando haya vuelos ya que estas palomas de vuelo que pasan por encima;  pudieran hacer volar a sus pichones, y estos a la vez seguir a estas palomas y perderse. Los domingos en las mañanas del mes de mayo requieren cuidado especial, particularmente cuando el tiempo del día anterior no ha sido bueno y los vuelos se han pospuesto hasta la mañana del domingo. Si el colombófilo principiante sigue el consejo anterior, es extremadamente improbable que él sufra estas estresantes perdidas.

Cuando los pichones en el nido tienen cercas de 16 o 17 días de edad, y la hembra pone otra vez, sus huevos se deben substituir por huevos de plástico si usted ya no quiere sacar más pichones. Las palomas se echaran por 3 o 4 días después del tiempo que pudieran haber nacido los pichones, y entonces se levantaran de los huevos y se prepararán para anidarse otra vez. La hembra por lo tanto, pondrá huevos cada 35 días si se les permite sacar los huevos, y cercas de 31 días si no se les permite sacar.

Muchos colombófilos  dicen que la crianza debe terminar cuando comienzan las competencias y que las palomas no deben competir echadas en huevos. Nunca he estado convencido de esto, y explicare este punto completamente más adelante. La razón por la que lo menciono aquí es porque no hay nada de malo que un colombófilo crie a un solo pichón de la segunda tanda de huevos bajo una pareja de palomas que él piensa volar. Si él quiere a dos pichones más de cierta pareja, él debe transferir uno de los huevos a otra pareja, pues no podemos esperar que dos palomas críen dos pichones y compitan al mismo tiempo. Cada una de estas parejas, por lo tanto, tendrá un huevo de plástico y un huevo verdadero. Y es importante seleccionar las parejas a los cuales se transfiere el huevo bueno, parejas que pusieron en el mismo día o el día después.

No hay duda que muchas buenas palomas han salido de la segunda o tercera tanda de huevos. Yo siempre crio una segunda tanda de pichones de las seis mejores parejas de vuelo y generalmente una tercera tanda de una o dos más parejas. Si usted tiene una pareja reproductora realmente buena, los huevos son demasiado buenos para quebrarlos, y en todo caso, hay siempre una mejor chanza de criar a una ganadora sacando seis pichones de una buena pareja, que criando dos pichones de cada una de tres parejas ordinarias.

Si usted es de los que no tiene mucho espacio, o suficientes compartimentos hay que hacer lo siguiente:

Muchos colombófilos separan los sexos inmediatamente después de que han terminado las competencias y esto significa que por casi seis meses, los machos y las hembras deben ser ejercitados por separado. Esto no es muy conveniente para el dueño, y tampoco creo que sea bueno para las palomas.

Tan pronto como las competencias hayan terminado (generalmente sobre la tercera semana de mayo) los nidales deben ser cerrados y quitados si es que son removibles y les ponemos sus paraderas. Algunas palomas continuarán haciendo su nido en el piso por algunos días, pero las debemos desalentar. Cuando les quitemos los huevos, pronto perderán su interés.

Las hembras y los machos pueden entonces dejarse juntos, las palomas adultas en un compartimiento y los pichones en el otro, a través del otoño, y hasta después de la Navidad. Pueden dejarse salir juntos y generalmente serán mucho más felices que si están separados. Tan pronto como los días comiencen a hacerse más largos (incluso dos o tres días después de mediados del invierno [el 21 de diciembre) las palomas parece que lo saben. Los machos y las hembras comienzan a tomar interés el uno al otro de nuevo, y los sexos deben entonces ser separados. Los machos pueden ser acomodados en el compartimiento de adultas, y las hembras en el compartimiento de pichones. Con este método el período de separación se reduce a dos meses. Durante este tiempo, las palomas deben dejarse salir solamente por períodos de tiempo cortos, y tan pronto como paren después del ejercicio, deben ser alimentadas adentro y no dejarles el palomar abierto. Las hembras tienden a ser muy nerviosas, y puede ser que sea muy difícil meterlas si se dejan salir demasiado tarde en la tarde.

Si usted se prepone hacer cualquier alteración al palomar, el tiempo de hacerlo es en el invierno. Las palomas pueden ser dejadas adentro por algunos días sin que haya daños, y si estas alteraciones se pueden hacer antes de que se separen los sexos, tanto mejor. Será menos probable que se asusten que cuando están separados. Mientras que las alteraciones se están haciendo en un compartimiento, todas las palomas pueden ser puestas en el otro compartimiento.

Ahora ya hemos dado la vuelta al círculo completo y hemos llegado al punto donde comenzamos este capítulo, nombrado, la época del año en que consideramos hacer los apareamientos para la siguiente temporada de cría. Algunas de las palomas adultas del año anterior inevitablemente se habrán perdido en las competencias, y algunas de ellas quizás habremos decidido eliminarlas para reducir los números para la comodidad de las demás y por el cupo y cantidad de nidales. Pero tenemos algunos añales prometedores (pichones de la temporada pasada) para tomar su lugar. De modo que cada año al aproximarse la crianza, debemos dar vuelta de hoja a nuestras mentes y una vez más estudiar sobre el fascinador y recompensante arte de criar, como lo es ¿cual paloma debemos aparear con cual, para crían a una campeona?".


Resumen de la crianza

Aparee: Entre finales de enero y mediados de febrero.
Primer huevo: 8.9 o 10 días después de aparear, entre 6 y 7pm.
Segundo huevo: 46 horas después del primer huevo, esto es entre 4 y 5pm en el segundo día.  

Período de incubación: 19 o 20 días después del primer huevo.
Anille de los pichones: A los 7 días de edad.
Destete de los pichones: A los 24 días de nacidos.
Las hembras ponen otra vez: Cuando los pichones tienen cerca de 16 días de edad.

Correo electrónico
Contraseña

¿Le gusta esta página?

No me gusta. (1 | 2%)
Hay que mejorarla. (5 | 11%)
Sí me gusta. (8 | 18%)
Excelente. (31 | 69%)



Foto

Foto

"Capilla Loft".
"Capilla Loft".
"Club Alas Capilla".
"Club Alas Capilla".
Ojo

Ojo

El ojo de un excelentisimo macho reproductor.
Ojo de excelente macho reproductor.
Ojo de excelente macho reproductor.
Ojo de un gran macho reproductor.
Ojo de un gran macho reproductor.
'Azulitos'.

'Azulitos'.

Parte de la familia de los 'Azulitos'.Raza: Devriendt/Meulemans.
Vista de Capilla de Guadalupe desde el cerro carnicero, esta tierra es tierra de gente emprendedora, humílde y trabajadora, y es también tierra de palomas fondistas.
Vista de Capilla de Guadalupe desde el cerro.
Vista de Capilla de Guadalupe desde el cerro.
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one